Maratonista Ciego - Emilio García Wehbi / Ed: DocumentA/Escénicas

$1.350

3 cuotas sin interés de $450
Entregas para el CP:

Medios de envío

A lo largo de treinta años, Emilio García Wehbi ha producido obra con los medios del teatro, la manipulación de objetos, la danza, las artes visuales, la performance. Es lo que llaman hoy un artista “multidisciplinario”, etiqueta que anestesia el carácter díscolo de una denominación más antigua: polímata. La última, sin embargo, retrata mejor la educación sentimental de Emilio, no solo en razón de su cultivo de intereses ajenos al ámbito estricto de los bienes culturales (de la jardinería al senderismo), sino porque en él la formulación estética constituye siempre una forma encarnada de especulación filosófica.

En esta serie, la irrupción de una novela no resulta azarosa. “Toda historia”, dice el narrador, “es una historia de fantasmas”. Lo mismo vale para la escritura, y en este caso ese fantasma no es otro que el del falso comienzo, la vita nuova, al que Maratonista ciego confronta y ataca (al igual que al yo) como otra de tantas máscaras.

Sería ocioso, por eso mismo, señalar sus continuidades con el conjunto de la obra; conviene ensayar lo que trae de no-nuevo. Por un lado, el lenguaje complejiza una cuestión que a Emilio lo desvela: la verdad. En este plano de pura representación, ningún elemento puede atribuirse una mayor autenticidad que otro, el caballo y el unicornio comen el mismo pasto de los sustantivos. Paradójicamente, esa materialidad sin garantías, ese lugar en que el signo se desnuda como veladura, le permite abordar, por primera vez en su producción, la escena cruda e irrevocable de esa fantasía del yo a la que llamamos la propia historia, con sus dosis tan íntimas como ajenas de inevitabilidad, de accidente, de afecto.